Edición limitada de 30 ejemplares.

Esta lámina es una impresión Giclée: impresión con chorro de tinta que consiste en depositar el pigmento en forma de pequeñas gotas ‘pulverizando’ el soporte. Es un inkjet de altísima precisión y con tintas pigmentadas sobre pape lSomerset Velvet Enhaced 255 gr.

 

Tamaño A3 (29,7 x 42 cm.)

Todas las láminas se envían firmadas. (El marco no está incluido)

Se envía cuidadosamente protegida con un soporte rígido de cartón para que llegue en perfectas condiciones

 

A la venta AQUÍ

 

 

 

 

Edición limitada de 30 ejemplares.

Esta lámina es una impresión Giclée: impresión con chorro de tinta que consiste en depositar el pigmento en forma de pequeñas gotas ‘pulverizando’ el soporte. Es un inkjet de altísima precisión y con tintas pigmentadas sobre pape lSomerset Velvet Enhaced 255 gr.

 

Tamaño A3 (29,7 x 42 cm.)

Todas las láminas se envían firmadas. (El marco no está incluido)

Se envía cuidadosamente protegida con un soporte rígido de cartón para que llegue en perfectas condiciones

 

A la venta AQUÍ

 

 

 

 

Edición limitada de 30 ejemplares.

Esta lámina es una impresión Giclée: impresión con chorro de tinta que consiste en depositar el pigmento en forma de pequeñas gotas ‘pulverizando’ el soporte. Es un inkjet de altísima precisión y con tintas pigmentadas sobre pape lSomerset Velvet Enhaced 255 gr.

 

Tamaño A3 (29,7 x 42 cm.)

Todas las láminas se envían firmadas. (El marco no está incluido)

Se envía cuidadosamente protegida con un soporte rígido de cartón para que llegue en perfectas condiciones

 

A la venta AQUÍ

 

 

 

 

 

 

 

 

La habitación

----------

Las paredes tienen siempre dos lados. En un lado estamos nosotros y en el otro...

Todo lo demás.

----------

 

Óleo sobre papel

 

 

A la venta AQUÍ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo que me ahogué en tus promesas de eternidad

 

A la venta AQUÍ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"Nadie se atrevía a despertarnos cuando dormíamos y éramos como ciegos que no podían verse. Recuerdo esas noches, y esos días en los que te hablaba de constelaciones y te contaba que había soñado ser ballena. Me enseñaste entonces que con las líneas de la mano no se puede mantener el equilibrio. Sacudí constelaciones y lo hice por ti.

 

A la venta AQUÍ